El hombre y la Tierra

El medio ambiente a tu alcance

  • octubre 2008
    L M X J V S D
        Nov »
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031  
  • El hombre y la Tierra

LOS EFECTOS DE LA LLUVIA Y EL HOMBRE

Posted by bernabelen en octubre 30, 2008

La actuación del hombre, consecuencia directa de los efectos de las lluvias torrenciales

           

            Las precipitaciones tras la época estival son muy esperadas en gran parte del nuestra geografía, sin embargo, estas lluvias no siempre traen consigo los efectos deseados. Durante las últimas semanas las lluvias torrenciales que han azotado la zona de levante en nuestro país, han sido portada de numerosos medios de comunicación.

 

            Las lluvias caracterizadas por una gran descarga de agua que vienen acompañadas frecuentemente por granizos y vientos huracanados, tienen efectos devastadores sobre las zonas donde se producen. Este tipo de fenómeno atmosférico es conocido como “gota fría” y se produce generalmente durante los meses de otoño en la zona del  Mediterráneo. Las altas temperaturas que alcanza este mar durante los meses de verano hace que se cree una masa de aire caliente en contacto con este. A la llegada del otoño, es frecuente la entrada de bolsas de aire frío que al tener menos densidad, provoca que la masa de aire caliente se eleve a gran altura produciéndose su rápido enfriamiento y este tipo de perturbaciones, ayudado además por el viento de levante característico de estas zonas de costa.

 

            Este tipo de fenómenos no se pueden evitar, puesto que se originan de forma natural, sin embargo, cada vez existen un mayor número de modelos que intentan predecir el momento y el lugar donde se van a producir, con el objetivo de alertar a la población afectada. Pese a todo esto cada vez que se producen, son frecuentes las imágenes de riadas, inundaciones, desbordes de ríos, etc. con lo que cabe preguntarse si el ser humano está haciendo todo lo posible para suavizar estos efectos, o de lo contrario, con sus actividades y actuaciones lo que consigue es acrecentarlos.

 

Inundaciones en Calpe, Alicante. Agencia EFE

Inundaciones en Calpe, Alicante. Agencia EFE

            El origen de muchos de estos efectos está en un recurso muy importante para la vida y al que no se le da la importancia que se merece. Este recurso no es otro que el suelo.

           

            El suelo constituye el soporte de la vida vegetal en los continentes y es un recurso de primer nivel para el hombre puesto que es la base sobre la que se desarrollan las actividades agrícolas, ganaderas y forestales. Por tanto, el hombre es, en gran parte, responsable de su estado de conservación y gestión. Sin embargo, las actividades que se desarrollan sobre él, cada vez más intensificadas, y el mal uso al que es sometido, hacen que estemos destruyendo este recurso que al fin y al cabo va a ser el soporte físico de este tipo de fenómenos.

 

            Uno de los principales problemas que se está dando en la actualidad es la erosión de los suelos. La erosión puede definirse como una pérdida gradual del material que forma el suelo y por tanto, implica la desaparición de las capas más superficiales de éste, dejando en superficie las más profundas, y en el caso extremo, la roca madre. Existen tres formas fundamentales de erosión:

 

          Hídrica: producida por el agua

          Eólica: producida por el viento

          Antrópica: producida por el hombre

 

            La erosión no es un fenómeno que se da de forma aislada, sino que está presente en casi todos los lugares y se ha dado desde siempre. Se da de forma natural pero desgraciadamente en la actualidad se está viendo intensificado por la actividad del ser humano provocando un aumento considerable de las tasas.

 

            El problema que existe también con el tema de la erosión es que es difícil detectar los suelos afectados, puesto que como dice la definición, es un proceso gradual y lento que en la mayoría de los casos cuando es fácilmente visible, tiene difícil solución. Recuperar un suelo notablemente afectado por la erosión supondría un periodo de tiempo muy largo, por lo que podemos considerarla como un proceso irreversible.

 

            Otro de los motivos que acentúan los efectos de la erosión es la pérdida de vegetación de los mismos.  Esta vegetación juega un papel fundamental a la hora de amortiguar las lluvias, y su ausencia, en zonas con pendiente, hace que el terreno se convierta en auténticos canales por los que circula el agua a gran velocidad arrastrando todo lo que se encuentra a su paso. Por lo que la deforestación, a la que sometemos nuestros bosques, es importante en este sentido.

 

            Por último, no podemos olvidar la influencia de la mala gestión que se hace del suelo en este tipo de fenómenos. En este sentido hay que englobar tanto edificaciones como construcciones de carreteras, puentes, desviaciones de cursos de ríos, etc. que en numerosas ocasiones, y movidos generalmente por intereses económicos, se realizan en zonas no adecuadas y que a la llegada de estas lluvias son el foco perfecto para grandes acumulaciones de agua y desbordamientos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: