El hombre y la Tierra

El medio ambiente a tu alcance

  • octubre 2017
    L M X J V S D
    « Dic    
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    3031  
  • El hombre y la Tierra

EL VINO, UN MUNDO POR DESCUBRIR

Posted by bernabelen en diciembre 7, 2008

El grupo Osborne nos abre las puertas de su Bodega en Malpica, Toledo

           

            La pasada semana visitamos las Bodegas Osborne situadas en Malpica del Tajo, a 60 Km de la ciudad de Toledo. El grupo Osborne cuenta con fincas en Francia, Portugal y España, siendo la extensión de Malpica la más grande de cuantas integran su dominio, con un total de 1000 hectáreas. Nada mejor que un paseo por sus viñedos e instalaciones para conocer algo más de esta cultura.

 

            La llegada a la finca tuvo lugar a las once de la mañana. Nada más llegar uno puede apreciar el cuidado de hasta el más mínimo detalle. Nos reciben en un escenario acorde con la grandiosidad de la firma. La visita guiada será precedida del visionado de un video en el que se da constancia de las marcas del grupo, así como de su historia.

 

Momentos antes de subir al tren

Momentos antes de subir al tren

            La visita continúa con una ruta en tren a los alrededores de la finca. En ella nos informan sobre las distintas variedades cultivadas, el sistema de riego empleado, controles sobre medición de los parámetros de la uva y requisitos de calidad. Son muchas las variedades de uva que se cultivan en la bodega de Malpica, entre ellas destacamos Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Petit Verdot, Sirah y Merlot. Todas cuentan con un aroma y sabor propios, así como con una producción acorde a sus particularidades. Aparte de las variedades ya implantadas y aceptadas en el mercado, tanto nacional como internacional, la finca cuenta con una superficie reservada a otras variedades para ver su adaptación tanto al suelo como al clima de la zona.

           

            El lugar donde nos conduce el tren es justo el mismo donde los remolques de los camiones descargan la uva, es decir, el principio del proceso de tratamiento de la uva.

 

            Las uvas, una vez descargadas pasan a unas tolvas a través de unos tornillos sinfines. En un primer momento se someterá a un estrujado, cuya finalidad es extraer el mosto de la uva, y posteriormente se eliminará el raspón en un proceso conocido como despalillado.  El guía, a través del interior de las instalaciones, nos conduce entonces hasta el siguiente paso del proceso, la fermentación. Gracias a amplias cristaleras

Vistas de los viñedos

Vistas de los viñedos

podemos ver dos salas ocupadas por depósitos cilíndricos de enormes dimensiones donde se lleva a cabo dicho proceso. En el caso del vino tinto se llevan a cabo dos fermentaciones. Primero se realiza una fermentación alcohólica, donde las levaduras transforman los azúcares en alcohol y donde además el hollejo va transfiriendo las materias colorantes al mosto, dándole ese color tinto característico. Una vez conseguido este objetivo, el mosto se extrae separado ya de la parte sólida y se introduce en otros depósitos, donde tiene lugar la segunda fermentación, la maloláctica, cuya finalidad es la de transformar el ácido málico en uno más suave como es el láctico, otorgando finura y suavidad al vino. La extensión de Malpica cuenta con 88 depósitos de fermentación de 75.000 litros de capacidad cada uno, que incluyen los más recientes avances técnicos para controlar las distintas fases del proceso de elaboración de sus vinos. Una vez acabada esta fase, el vino puede ser embotellado directamente si se trata de un vino joven, o pasar a barricas donde permanecerán un tiempo variable dependiendo si se comercializará como crianza o reserva en el mercado. Las barricas en este caso son de roble americano según las explicaciones del guía y son vitales, puesto que la madera cede al vino una serie de características tales como aroma, sabor etc. fundamentales en el resultado final. La visita se ameniza en este punto con un juego donde los visitantes tratamos de identificar una serie de aromas guardados en unos recipientes que intentan acercarnos un poco más a los aromas que encierra un vino.

 

            Una vez visitada la sala de barricas donde las condiciones de humedad y temperatura son muy importantes, la visita se dirige hasta la parte final del proceso, la sala de embotellado y etiquetado. En esta sala podemos ver el alto grado de automatización de este tipo de procesos  además de la rapidez con la que se realizan este tipo de operaciones en una industria de este tipo.

 

            Finalmente y tras visitar otras zonas de la bodega como salones, patios y jardines de una gran belleza, nos dirigen hacia la sala de catas donde, con un trato exquisito, nos dan a probar tres de sus vinos: “Solaz”, “Dominio de Malpica” y “Plural”, acompañados de un generoso aperitivo y de una botella de muestra de regalo.

Sala de celebraciones

Sala de celebraciones

  El reloj marcaba las dos del mediodía cuando nos disponíamos a abandonar la finca rumbo a Madrid. Durante tres horas se alargó la visita a la bodega, tres horas de aquella mañana de noviembre en la que todos tuvimos la sensación de encontrarnos un poco más cerca de esta cultura tan asombrosa como es el vino. La visita, muy ilustrativa e interesante, el trato, de diez. El viaje, sin duda, había merecido la pena.

       

Anuncios

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

El sector agrario, medio de vida de muchos inmigrantes

Posted by bernabelen en diciembre 2, 2008

La crisis en la construcción, deja protagonismo al trabajo en el campo

Saturados por los números que aparecen en telediarios y diarios impresos relativos a la cifra de inmigrantes que llegan a nuestro país para dedicarse, en la mayoría de casos, a la recogida o siembra de cultivos varios según la época, el relato que exponemos en las siguientes líneas pretende ser reflejo de sus experiencias y quehaceres diarios, sirviendo tal esfuerzo a propiciar una vuelta a empezar en sus países, económica y profesionalmente, desde un umbral mayor de cero.

Esta pasada semana viajamos a un pueblo del sur de Almería para comprobar como viven y a qué se dedican estas personas que aterrizan o desembarcan en la capital de provincia y emprenden viaje en autobús a variados pueblos de la comarca, principalmente del interior, dado que el verano es corto y el invierno demasiado largo como para bastar para su subsistencia con el salario que en verano el sector de la hostelería les proporciona.

chico3Gregorio nació en Perú y hace seis años viajó a España en busca de un futuro para sus dos hijos que quedaron con sus abuelos. No viajó sólo, le acompañó su esposa para hacer menos dura y amarga su andadura por tierra extraña. Tras experiencias fallidas en Madrid, decidió trasladarse allí donde el sector agrícola requería de su mano de obra, y así fue como terminó viviendo en Almería, destino de nuestro viaje.

Para la plantación y recogida de frutos se necesita de mano de obra joven y ágil que trabaje en el campo mientras las familias se encargan de venderla en los mercados y en lonjas de toda España. Esta es la labor que desempeña desde hace seis años Gregorio para una familia de la localidad, que junto a él da trabajo a dos inmigrantes más que se esfuerzan en la mejora de los cultivos y aumento de las partidas.

Hablamos con su contratista, hijo y nieto de agricultores que desde siempre se ha dedicado al cultivo de tierras. Solo le bastaron cinco minutos viendo trabajar a nuestro protagonista para contratarlo. La mujer de Gregorio se llama María y trabaja en uno de los almacenes que se dedican al empaquetado de frutas y su ordenación en cajas a las afueras del pueblo. María nos comentó lo contenta que estaba de contar con un trabajo estable y poder mantener así a su familia, junto con su marido. Pero añadió, “no es nuestro trabajo ideal ni el que veníamos desempeñando en nuestros países, pero es lo en estos momentos precisa de mano de obra”. Nos contaba que muchos días acababa más tarde de lo establecido en el contrato debido a la acumulación de trabajo de la empresa para la que trabajaba, pero que ninguna se atrevía a reivindicar unos derechos que les pertenecían pero que, inevitablemente, quedaban ensombrecidos por su condición de inmigrante.

arrollo1Empezaba su jornada a las siete de la mañana, como su marido, y el pasado martes decidimos acompañarle a su puesto de trabajo. María iba a en bicicleta, dado que se encontraba a tres kilómetros de su casa y la carencia de transporte público. La carretera por donde nos debíamos abrir paso era peligrosa debido a la poca luminosidad. Nada más llegar, María se situaba a uno de los lados de una especie de maquinaria que contaba con varios procesos y su cometido consistía en colocarse en un lateral de una especie de túnel a la altura de la cintura de donde María recogía la siembra que ese día correspondiera, y la trasladaba a cajas según su tamaño. Hasta ahí parecía un trabajo más o menos fácil, la dificultad recaía en posicionar estas cajas en filas apiladas para su posterior traslado a los camiones, y es que, tal actividad suponía cargar con un peso que superaba los 20 kg. Permanecimos con ella hasta las doce del mediodía, momento que María aprovechó para tomar su almuerzo y nosotros para nuestro regreso al pueblo. Tres cuartas partes de las mujeres que trabajaban codo con codo con María eran inmigrantes, de nacionalidad marroquí y de Latinoamérica sobretodo.

Gregorio, por su parte, trabajaba en contacto directo con la tierra, lo cual suponía pasar mucho calor en verano y mucho frío en invierno. “Al principio me costó mucho, físicamente hablando, el que mi cuerpo se adecuara a un trabajo tan duro al cual no me había dedicado nunca”, no obstante Gregorio nos comentó que le gustaba mucho su trabajo, que pese al esfuerzo físico que entrañaba había aprendido mucho en su desempeño y que no descartaba el dedicarse a ello a su regreso.

tomates2Esta es la realidad de muchas familias que trabajan duramente en nuestro país para garantizar una mejor situación a sus familias. La mayoría de los trabajos que quedan vacantes para su ocupación por inmigrantes son los relacionados con la construcción, la agricultura y la hostelería. En la comarca almeriense es la agricultura lo que más trabajos proporciona a los inmigrantes debido a que los nacionales prefieren dedicarse a otras tareas menos laboriosas y duras.

 Nuestros bisabuelos y abuelos se dedicaban principalmente al cultivo de las tierras pues era la vía que servía de sustento a las familias, pero parece ser que hoy da vergüenza reconocer que alguien es agricultor porque se considera un trabajo vulgar propio de personas de un status inferior. En época de crisis todo se ve con otros ojos.

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

UVAS AL GUSTO SIN ALTERAR SU COMPOSICIÓN GENÉTICA

Posted by bernabelen en noviembre 23, 2008

Gracias al proyeto “Grapegen”, el cambio climático ya no será una amenaza

Tras las 12 uvas de Nochevieja, que todo el mundo prefiere sin pepitas, se esconde un universo de investigación, genética y alta tecnología. Hablamos con José Miguel Rodríguez Zapater, investigador del Centro Nacional de Biotecnología del CSIC y coordinador del proyecto ‘Grapegen’.
  

Análisis de uvas para GRAPEGEN

Análisis de uvas para GRAPEGEN

Pregunta: Partamos del inicio, ¿dónde se ha llevado a cabo tal investigación?

 

Respuesta: La investigación se ha llevado a cabo en la finca de El Encín del Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural Agrario y Alimentario. En la finca se encuentra uno de los mayores museos vivos de vides del mundo, con 1.754 especies vinícolas, 489 de uvas de mesa y 423 silvestres. Para quiénes estén interesados en la materia os invito a acercaros a visitar tal fantástico espectáculo (risas).

 

P: ¿Cómo podría resumir el paso adelante dado en la ciencia, tras resultados de la última investigación?

 

La vid se sitúa como uno de los frutales más cultivados en el mundo con 7.4 millones de hectáreas

La vid se sitúa como uno de los frutales más cultivados en el mundo con 7.4 millones de hectáreas

R: ‘Grapegen’, proyecto del que formo parte, tras tres años de trabajo ha creado una herramienta capaz de ayudar a los viticultores en la mejora de la calidad nutricional, sabor, textura, color y eliminación de las semillas. La herramienta que hemos ideado se llama se llama ‘GrapeGen-chip’, y es un pequeño dispositivo que sirve para analizar conjuntamente la expresión o la actividad de más de la mitad de los genes del genoma de la vid.

 

P: ¿Qué características tiene esa herramienta y cómo se lleva a cabo el análisis?

 

R: Para el análisis debe realizarse una extracción de material genético de la planta, marcarlo con moléculas que permitan su detección e hibridarlo con el chip. El aparato es del tamaño de un ‘iPod’ y permite conocer en unas horas qué genes se están expresando. De esta manera se puede analizar el estado fisiológico o patológico en el que se encuentran las hojas o los frutos de la planta analizada.

 

P: Los viticultores se muestran bastante preocupados por el impacto que ya está teniendo el cambio climático en los cultivos en general, y especialmente de viñedos, ¿Cómo participa este proyecto en atenuar las consecuencias de este fenómeno?

 

 

R: Lo que usted me pregunta es bien cierto, desde hace tres décadas, se ha adelantado la vendimia una media de 11 días, dado que al ser más corto el proceso de maduración, empiezan a desequilibrarse los vinos. Grapegen trata de dar respuestas a estos problemas y ayudar al sector. De este modo el viticultor puede averiguar de qué manera está afectando la radiación ultravioleta a su cultivo, o con qué incidencia la planta sufre estrés solar o si los patógenos o el ciclo celular se han activado. Estos datos ayudan a

 

 saber el momento idóneo de la vendimia y modificar el manejo del cultivo según cambian las condiciones meteorológicas y climáticas.

 

P: Todos nos preguntamos si tal variación supone una afectación irregular en sus genes que pudiera resultar peligrosa a la hora de su consumo, ¿Es así?

Análisis de proteinas usado al estudiar el efecto de distintas condiciones de cultivo

Análisis de proteínas usado al estudiar el efecto de distintas condiciones de cultivo

 

R: En primer lugar se ha de dejar claro que el momento de la experimentación ya se ha superado, por ello podemos decir que aquí no hay transgénesis, no modificamos genéticamente la uva, sino que lo que buscamos son nuevas especies hibridando las miles que tenemos.

 

P: ¿Qué incidencia tendrá tal investigación a la hora de calibrar la competitividad de empresas que adopten tales variaciones?

 

Tratamos de buscar en todo caso, y en mayor grado con respecto a las uvas de mesa, aquellas variedades que más aceptación tienen en los mercados. Buscar el color, la forma, el gusto, la textura y tratar siempre que las semillas no existan o sean imperceptibles al paladar. Con respecto a los vinos, es de todos conocido que la exportación que realiza España de las distintas variedades, reportan importantes beneficios, por ello finalizado el estudio, la transferencia tecnológica ya está en marcha hacia las instituciones y empresas que han financiado los cuatro millones de euros que ha costado. Éstas podrán crear sus propias variedades de uva, lo cual les convertirá es más competitivas, ahorrándose los 600.000 euros que algunas de ellas pagan cada año de royalties a empresas estadounidenses donde compran las plantas. Es el caso de la empresa Coato, una cooperativa de uva de mesa ecológica de Murcia –con importantes premios por su gestión sostenible–, que vende su producción casi íntegramente en el exterior.

Posted in Uncategorized | 1 Comment »

TÚ CONTAMINAS, TÚ PAGAS

Posted by bernabelen en noviembre 16, 2008

 Los costes externos de la contaminación

Entre los motivos que llevan a una empresa a trasladarse a otro lugar del mundo y mejorar su competitividad en relación a otras, no se limita a aspectos tales como el de buscar mano de obra más barata o herramientas o materiales más accesibles económicamente, nuevos estudios señalan que las empresas han encontrado otra vía, en detrimento del medio ambiente, para mejorar su competitividad en el mercado.

Las empresas establecen centros de producción en diferentes lugares del mundo, para eludir, como ha quedado más que comprobado, la normativa legal pertinente a los límites de jornada de trabajo de sus empleados, los sistemas de seguridad de necesaria observancia, las políticas de prevención de riesgos laborales, y hasta la normativa local referente a las necesidades de respetar el medio ambiente en muchos casos. No obstante, hasta hace, relativamente, poco tiempo, poca importancia se daba a este aspecto que tiene una repercusión importantísima en las ganancias de las empresas debido al no establecimiento de mecanismos que palien o reduzcan en cierto modo la contaminación emitida.

No tiene lugar, por tanto, una competencia perfecta; nos encontramos con casos en que las empresas hacen pagar a otros, parte de los costes de su proceso productivo, así como con la dificultad de que el Derecho pueda limitar o impedir que dicha empresa se beneficie de un bien, por el cual previamente no ha pagado.

Efecto de la contaminación en grandes ciudades

Efecto de la contaminación en grandes ciudades

Nos referimos a los efectos externos como las consecuencias que tiene un proceso productivo sobre los individuos o empresas ajenos a su industria. El efecto sobre las personas es más que evidente, en tanto que está comprobado que la diferencia en la calidad de vida de personas que viven en ciudades grandes y repletas de polución, y pueblos pequeños es clara, sin embargo, pocos estudios se han parado a analizar la repercusión en distintas empresas, del aprovechamiento abusivo del medio natural llevado a cabo por otras.

Pongamos un ejemplo para explicar tal afectación. Si los productores de aceite de girasol deciden aplicar a sus plantaciones un nuevo pesticida, conseguirán así una mayor producción pero se pueden derivar de ello varios tipos de efectos externos. Por una parte habrá efectos pecuniarios sobre otras industrias si sus productos están relacionados; como sabemos, la mayor producción de aceite de girasol provocará la disminución de su precio y desplazamientos en los mercados de aceite de oliva y de patatas fritas, entre otros. Otras industrias sufrirán efectos tecnológicos, es decir, cambios en la estructura de costes; los nuevos pesticidas serán arrastrados por la lluvia hasta los ríos próximos a las plantaciones de girasol, causando mortandad entre los peces; las piscifactorías instaladas en esos ríos verán muy reducida su producción por lo que aumentará su relación costes/producto.

Todos los procesos de producción o consumo que causan un impacto nocivo sobre el medio ambiente tienen efectos externos negativos sobre otros agentes productores o consumidores. La clasificación de esos efectos es desgraciadamente larga:

1. Destrucción del suelo mediante deposición de residuos o alteración de la cubierta vegetal provocando su erosión o empobrecimiento en nutrientes;

2. Contaminación de aguas superficiales, subterráneas y marinas por focos industriales o urbanos;

3. Contaminación atmosférica por industrias, calefacciones, vehículos, aerosoles;

4. Emisiones de ruido y vibraciones de baja frecuencia, de calor o de radiaciones ionizantes;

5. Contaminación biológica por provocar la proliferación de virus o bacterias o por la introducción de especies animales y vegetales exógenas que alteran las cadenas tróficas;

6. Degradación del paisaje mediante urbanización incontrolada o modificación de parajes vírgenes.

Vertidos industriales en rios

Vertidos industriales en ríos

El nuevo estudio comunitario en materia de Medio Ambiente establece que el objetivo por tanto, no es eliminar totalmente la contaminación, ya que reducir la contaminación tiene un precio que será tanto más alto cuanta mayor pureza ambiental busquemos. El criterio de eficiencia económica nos conduce a la necesidad de igualar el coste social y el precio social, y exigir además que el coste de un proceso productivo sea pagado solo por los que se benefician de él, esto es, por las empresas que más contaminan, haciendo que cada industria se encargue de la depuración o eliminación de sus propios residuos. De este modo:

· Nos encontramos con una repercusión directa sobre el precio de sus productos, por tanto pagarán sólo los que se benefician de esos productos,

· y, porque al aumentar el precio disminuirá la demanda y consiguientemente la producción.

Cuando la naturaleza del proceso productivo no permita la depuración se seguiría con la propuesta hecha hasta ahora de establecerse un impuesto sobre contaminantes o tasa ecológica por igual cuantía al coste externo causado; el criterio de equidad requeriría en este caso que el impuesto detraído se destinase a indemnizar precisamente a los perjudicado, y es que el concepto de coste externo, de coste social y el principio ecologista “el que contamina, paga” ya habían sido enunciados por Pigou en 1927 pero… ¿Cuántos inspectores se necesitarían para revisar todas las industrias del país? ¿Cuántos técnicos tendrían que dedicarse a estudiar los medios de reducir o depurar las emisiones? ¿Cuántos economistas podrían calcular los costes de la contaminación y el precio de su depuración? ¿Cómo descubrir quiénes son los damnificados y en qué cuantía? Son algunas de las preguntas justificativas que utilizan los revulsivos a tales medidas.

Es en este marco donde cumplen un papel determinante el movimiento ecologista, que a través de su internacionalización está alcanzando espectaculares éxitos en la reducción de costes externos y su repercusión directa sobre los precios.

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

CAMBIO CLIMÁTICO: ¿ALARMISMO O REALIDAD?

Posted by bernabelen en noviembre 10, 2008

“El cambio climático es la mayor amenaza para la seguridad a la que se enfrenta el mundo” Ban Ki Moon (Secretario General de Naciones Unidas)

Huracanes, inundaciones, deshielos, etc. son fenómenos que día tras día aparecen encabezando los distintos medios de comunicación. Hay muchas teorías que atribuyen estos efectos a las consecuencias del llamado “cambio climático” y señalan al hombre como principal responsable. El debate entre defensores y detractores de estas teorías está en el aire.

El cambio climático como definición, es una variación del clima con respecto al historial climático a una escala global o regional. En la actualidad, este cambio está relacionado con un ascenso de la temperatura media del planeta en lo que se conoce como “calentamiento global”. Sin embargo, es importante señalar que esta variación del clima no es un fenómeno nuevo puesto que desde su origen, la Tierra ha estado sometida a grandes variaciones de temperaturas. Estas fluctuaciones en la temperatura media terrestre han sido frecuentes, y prueba de ello son las llamadas glaciaciones, que eran un conjunto de fases frías (glaciares) entre las que se intercalaban otras más cálidas (interglaciares), con un clima más similar al nuestro. La última glaciación fue la llamada “pequeña edad de hielo” que abarcó desde comienzos del siglo XIV hasta mediados del XIX. A partir de ese momento, la temperatura del planeta no ha dejado de subir.

 

Últimas cuatro glaciaciones

Últimas cuatro glaciaciones

Es importante indicar que aunque no lo parezca, la diferencia de temperatura media terrestre entre una época glaciar y la actual, puede ser solamente de unos 8º o 10 ºC por lo que hay que ser consciente de que, lo que a priori podría parecer una pequeña variación de temperaturas, tiene enormes consecuencias en el clima, pasando de grandes superficies continentales cubiertas de hielo a un clima como el actual.

A la hora de estudiar estos cambios lo primero que hay que fijarse es en su origen. Hay varias teorías que intentan explicar las causas de estas variaciones térmicas. Entre ellas las más importantes son:

Ciclos de Milankovitch: se basan en la teoría de las Variaciones orbitales, según la cual, los cambios graduales en la órbita terrestre alrededor del Sol y los cambios en la inclinación axial de la Tierra afectan a la cantidad de energía solar que llega a la Tierra.

– Variación en la actividad solar: indican que la energía que emite el sol no es constante y que varía en función del fenómeno cíclico de la intensidad de las manchas solares.

– Gases efecto invernadero: basadas en la teoría de que la mayor o menor concentración de estos gases en la atmósfera puede ser causantes de un calentamiento o enfriamiento de la Tierra.

Según todo lo expuesto anteriormente queda claro que no nos estamos enfrentando a un fenómeno nuevo, y que estos cambios son inevitables ya que se han dado y se seguirán dando siempre, por tanto, ¿qué incidencia tiene el ser humano sobre ello? Está claro que hay causas en las que el hombre no tiene ninguna influencia (actividad solar, inclinación axial terrestre, etc.). Sin embargo, hay otras como los gases invernadero en las que el hombre puede incidir acelerando el proceso de variación térmica. Aquí surge la polémica.

Al hablar de gases con efecto invernadero nos estamos refiriendo a tres principalmente: CO2 (dióxido de carbono), CH4 (metano) y N2O (dióxido de nitrógeno). Estos gases se denominan así porque consiguen impedir que el calor proyectado por el sol escape, de retorno al espacio, manteniendo de esta forma una temperatura idónea para el desarrollo de la vida. Es decir, consiguen el mismo efecto que un invernadero y son responsables de que la Tierra sea un planeta habitable.

Efecto invernadero

Efecto invernadero

 
Emisiones industriales
Emisiones industriales

Se cree que sin la presencia de estos gases en la atmósfera, la temperatura de la Tierra sería de unos 33 ºC menos que con ellos. El problema surge debido a que el hombre, produce la emisión de estos gases en la realización de sus actividades industriales, agrícolas, etc. provocando un aumento considerable en su concentración atmosférica y por tanto pudiendo provocar el efecto contrario, es decir, un calentamiento excesivo. Esto es lo que actualmente muchos señalan como una de las principales causas del cambio climático.

La excesiva emisión de gases de efecto invernadero, es un problema que ya ha sido abarcado en el ámbito internacional en el llamado Protocolo de Kioto por el cual, los grandes países, se comprometieron a tomar medidas para reducir estos gases. Teniendo en cuenta que en la mayoría de los casos estas medidas afectarían a la economía del país, cabe preguntarse hasta qué punto este compromiso alcanzado se transformará en realidad.

Por otro lado, existen expertos en la materia que denuncian el alarmismo con el que los distintos medios abarcan el problema y detectan una actitud exagerada e interesada en el tratamiento de la información. Estos cuestionan a su vez, la influencia humana en los cambios climáticos y atribuyen el fenómeno a causas naturales. Para ellos, son muchos los factores que influyen en el clima y es arriesgado considerar al hombre como determinante en este sentido.

Efectos del deshielo

Efectos del deshielo

Alarmismo o no, lo que está claro es que el ser humano es parte del Planeta, y es inevitable que su presencia, como la de cualquier otra especie presente hoy en día, provoque alteraciones en él puesto que se hayan en continua interacción. El problema surge ya que el hombre, por su capacidad de desarrollo, puede incidir de manera más significativa sobre ciertos parámetros terrestres por lo que, dejando a un lado su influencia en el clima, todas las medidas que puedan tomarse para minimizar los impactos medioambientales de nuestras actividades, deberían ser bien recibidas puesto que conducirán a un planeta más habitable para todos.

Que nuestro Planeta está sufriendo un aumento de la temperatura media es algo evidente, pero que esto forme parte de un ciclo natural más o que el hombre sea parte importante de la aceleración de este cambio, forma parte de un debate que no ha hecho nada más que comenzar.

 

 

 

 

 

 

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

PÉRDIDAS ECOLÓGICAS TRAS LOS INCENDIOS

Posted by bernabelen en noviembre 2, 2008

Recuerdo de sus efectos en época de lluvias

 

            La intensidad y recurrencia de los incendios forestales está teniendo efectos dramáticos sobre nuestro suelo, irreversibles en algunos casos, y agravados por las lluvias actuales. El fuego reiterado provoca una merma en la capacidad de la vegetación para recolonizar el terreno o tapizar el suelo. Las elevadas pendientes aumentan además la erosión generando suelos cada vez menos productivos. Avenidas, inundaciones, colmatación de embalses y desertificación son consecuencia del paso repetido del fuego por nuestros ecosistemas.

 

Los incendios de origen natural siempre han formado parte de la vida; el fuego es un elemento más de la naturaleza. De hecho, cuando los incendios se deben a causas naturales, ayudan a mantener la salud del bosque, gracias a la movilización de nutrientes y a la acción controladora que el fuego ejerce sobre las plagas forestales. Además, los incendios de baja intensidad contribuyen a mantener carbono en el suelo, impidiendo así su volatilización y pérdida en forma de gas carbónico.

 

Sin embargo, es preocupante la extensión y violencia que les caracteriza desde hace cuatro décadas. El problema empieza cuando el ser humano incrementa el número de incendios, ya sea intencionadamente, lo cual tristemente se da con bastante frecuencia, o bien por descuidos: descontrol de una quema de rastrojos, no apagar del todo un cigarrillo o una barbacoa, etc. Es indignante que el 80% de los incendios forestales en España hayan sido provocados por el ser humano.

 

Nuestros bosques absorben agua de lluvia y la liberan poco a poco, evitando las inundaciones e incrementando las disponibilidades hídricas de los meses secos, cuando más falta hace. Impiden la erosión del suelo, protegiéndolo del impacto directo de las gotas de agua, y regulan el clima. Los incendios reiterados provocan la destrucción de la vegetación y la fauna, impactos sobre los balances hidrológicos, la calidad del agua y la atmósfera; pérdidas irreparables de tierra fértil, la erosión del suelo y efectos sobre el paisaje. Por tanto, los incendios constituyen el problema más grave y activo en los ecosistemas forestales.

 

En el caso de los suelos, los incendios son especialmente graves, ya que el suelo es el soporte y la fuente de nutrientes de la vegetación y la fauna. La importancia del suelo es capital para la vida porque interviene en el ciclo del agua y los ciclos del carbono, nitrógeno y fósforo, y en él tienen lugar gran parte de las transformaciones de la energía y de la materia de los ecosistemas. Además, como su regeneración es muy lenta, el suelo debe considerarse como un recurso no renovable y cada vez más escaso, debido a que está sometido a constantes procesos de degradación y destrucción. De hecho, el efecto más grave que tienen tantos incendios es la pérdida del suelo por erosión, que se produce principalmente con las primeras lluvias.

 

Después del incendio la cobertura normal del suelo, que a veces supone la existencia de varios estratos de vegetación (arbóreo, arbustivo…), queda drásticamente reducida, apareciendo el suelo ligeramente cubierto por cenizas y restos calcinados que desaparecen rápidamente con el viento y las primeras lluvias.

 

El flujo de agua sobre el terreno incendiado llega a duplicar, como consecuencia de la pérdida de cubierta vegetal, la impermeabilidad de la superficie del suelo. Este flujo es laminar en las partes elevadas de las laderas y canalizado en las zonas más bajas, dando lugar a cárcavas de erosión.

 

No sólo existe erosión física, también aparece erosión química debido a la pérdida de nutrientes. Tras la combustión, la materia orgánica vegetal se puede mineralizar o pasar a enriquecer momentáneamente el suelo en forma de nutrientes. Sin embargo, una buena parte de los elementos nutritivos se pierden en la atmósfera, contaminándola, debido a la volatilización que sufren en el momento del incendio. Otros nutrientes se pierden disueltos en las aguas de escorrentía.

 

El incremento de la fertilidad del suelo después del incendio llega a ser de 2 a 10 veces su valor inicial en los primeros momentos, debido al aporte de nutrientes por la muerte de raíces y por el menor consumo de la vegetación superviviente. Pero esta fertilidad es efímera ya que la mayor parte de los nutrientes incorporados tras el incendio se pierden en un año. Si las pérdidas de suelo y de materia orgánica son elevadas, ello implica un empobrecimiento en nutrientes. Por lo tanto, el suelo pierde fertilidad.

 

Se forman superficies hidrofóbicas, debido a la formación de sustancias orgánicas repelentes al agua, así como por la modificación de determinados componentes minerales, especialmente minerales amorfos. El suelo no se moja en contacto con el agua, lo que facilita su pérdida por erosión. Al aumentar la impermeabilidad del mismo, se incrementa la escorrentía de agua superficial, lo que reduce el agua disponible en el suelo y la recarga de acuíferos.

 

El suelo es, por tanto, un bien difícilmente recuperable, de modo que la degradación de sus características iniciales -físicas, químicas y biológicas-, y sobre todo la pérdida de sus partículas más finas y de los nutrientes por la erosión hacen que tenga un proceso de regeneración extremadamente lento. Sin duda alguna, no hay plena consciencia de la relevancia que tienen las pérdidas ecológicas que se producen tras los incendios.

 

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

LOS EFECTOS DE LA LLUVIA Y EL HOMBRE

Posted by bernabelen en octubre 30, 2008

La actuación del hombre, consecuencia directa de los efectos de las lluvias torrenciales

           

            Las precipitaciones tras la época estival son muy esperadas en gran parte del nuestra geografía, sin embargo, estas lluvias no siempre traen consigo los efectos deseados. Durante las últimas semanas las lluvias torrenciales que han azotado la zona de levante en nuestro país, han sido portada de numerosos medios de comunicación.

 

            Las lluvias caracterizadas por una gran descarga de agua que vienen acompañadas frecuentemente por granizos y vientos huracanados, tienen efectos devastadores sobre las zonas donde se producen. Este tipo de fenómeno atmosférico es conocido como “gota fría” y se produce generalmente durante los meses de otoño en la zona del  Mediterráneo. Las altas temperaturas que alcanza este mar durante los meses de verano hace que se cree una masa de aire caliente en contacto con este. A la llegada del otoño, es frecuente la entrada de bolsas de aire frío que al tener menos densidad, provoca que la masa de aire caliente se eleve a gran altura produciéndose su rápido enfriamiento y este tipo de perturbaciones, ayudado además por el viento de levante característico de estas zonas de costa.

 

            Este tipo de fenómenos no se pueden evitar, puesto que se originan de forma natural, sin embargo, cada vez existen un mayor número de modelos que intentan predecir el momento y el lugar donde se van a producir, con el objetivo de alertar a la población afectada. Pese a todo esto cada vez que se producen, son frecuentes las imágenes de riadas, inundaciones, desbordes de ríos, etc. con lo que cabe preguntarse si el ser humano está haciendo todo lo posible para suavizar estos efectos, o de lo contrario, con sus actividades y actuaciones lo que consigue es acrecentarlos.

 

Inundaciones en Calpe, Alicante. Agencia EFE

Inundaciones en Calpe, Alicante. Agencia EFE

            El origen de muchos de estos efectos está en un recurso muy importante para la vida y al que no se le da la importancia que se merece. Este recurso no es otro que el suelo.

           

            El suelo constituye el soporte de la vida vegetal en los continentes y es un recurso de primer nivel para el hombre puesto que es la base sobre la que se desarrollan las actividades agrícolas, ganaderas y forestales. Por tanto, el hombre es, en gran parte, responsable de su estado de conservación y gestión. Sin embargo, las actividades que se desarrollan sobre él, cada vez más intensificadas, y el mal uso al que es sometido, hacen que estemos destruyendo este recurso que al fin y al cabo va a ser el soporte físico de este tipo de fenómenos.

 

            Uno de los principales problemas que se está dando en la actualidad es la erosión de los suelos. La erosión puede definirse como una pérdida gradual del material que forma el suelo y por tanto, implica la desaparición de las capas más superficiales de éste, dejando en superficie las más profundas, y en el caso extremo, la roca madre. Existen tres formas fundamentales de erosión:

 

          Hídrica: producida por el agua

          Eólica: producida por el viento

          Antrópica: producida por el hombre

 

            La erosión no es un fenómeno que se da de forma aislada, sino que está presente en casi todos los lugares y se ha dado desde siempre. Se da de forma natural pero desgraciadamente en la actualidad se está viendo intensificado por la actividad del ser humano provocando un aumento considerable de las tasas.

 

            El problema que existe también con el tema de la erosión es que es difícil detectar los suelos afectados, puesto que como dice la definición, es un proceso gradual y lento que en la mayoría de los casos cuando es fácilmente visible, tiene difícil solución. Recuperar un suelo notablemente afectado por la erosión supondría un periodo de tiempo muy largo, por lo que podemos considerarla como un proceso irreversible.

 

            Otro de los motivos que acentúan los efectos de la erosión es la pérdida de vegetación de los mismos.  Esta vegetación juega un papel fundamental a la hora de amortiguar las lluvias, y su ausencia, en zonas con pendiente, hace que el terreno se convierta en auténticos canales por los que circula el agua a gran velocidad arrastrando todo lo que se encuentra a su paso. Por lo que la deforestación, a la que sometemos nuestros bosques, es importante en este sentido.

 

            Por último, no podemos olvidar la influencia de la mala gestión que se hace del suelo en este tipo de fenómenos. En este sentido hay que englobar tanto edificaciones como construcciones de carreteras, puentes, desviaciones de cursos de ríos, etc. que en numerosas ocasiones, y movidos generalmente por intereses económicos, se realizan en zonas no adecuadas y que a la llegada de estas lluvias son el foco perfecto para grandes acumulaciones de agua y desbordamientos.

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »